¿te llamamos?

Buscar Ref:
Email
info@expansiondefranquicias.com
Tel
977 663 334

Creación, desarrollo y gestión de Franquicias

Conoce TODAS las ventajas y desventajas de franquiciar tu negocio

03/01/2019

                                             ventajas y desventajas de montar una franquicia

 

Muchas son las empresas que en algún momento de su existencia se han planteado crecer a un ritmo más acelerado; abrir más puntos de venta, tener una red comercial más amplia, internacionalizarse y vender en otros países, etc.

 

En el mundo del comercio, o a lo que ahora se le llama “retail” el crecimiento se basa en abrir más tiendas, en hacer crecer esa red de comercios para así poder llegar a más clientes, hacer que más gente te conozca y lo más importante: vender mucho más.

 

Pero por muy bien que te vaya tu negocio, esta tarea no es tan sencilla. Crecer tiene costes; tiene costes y riesgos, hay mucho que ganar pero también hay mucho que perder.

 

Primero es que para aperturar tiendas físicas se necesita de un capital, de una inversión y para muchas empresas no entra en sus planes descapitalizarse (con el riesgo que ello contrae).

 

Además, no nos olvidemos de uno de los grandes problemas que nos encontramos en el retail… Sabéis a qué me refiero, ¿verdad? Os lo diré, va… El famoso control del personal.

 

Porque evidentemente si nuestra empresa crece nosotros difícilmente no vamos a poder dividirnos en dos, es por eso que deberemos contratar a personal que nos gestione los puntos de venta con todos los males de cabeza que ello conlleva: robo o “pérdida desconocida”, imprevistos, cuadre de horarios, etc.

 

Es por eso, que cada vez más empresas se decantan por crecer bajo el formato de franquicia. Pero… ¿todo son ventajas creciendo bajo este formato?

 

La respuesta es clara: NO.

 

Crecer en franquicia como todo en la vida tiene sus ventajas y sus deventajas, sus puntos fuertes y los no tan fuertes.

 

 

Ventajas de franquiciar mi negocio

 

1.- Crece sin el riesgo de invertir tu propio patrimonio.

 

Punto primero, y seguramente el más decisivo en el momento de decidir franquiciar tu empresa. Si el modelo de franquicia tiene un punto fuerte es que va a permitirte hacer crecer tu negocio y/o marca sin la necesidad de realizar una inversión que ponga en riesgo tu patrimonio.

 

Evidentemente, si queremos hacerlo bien, franquiciar no nos va a salir gratis (al menos monetariamente, claro) ya que la creación de los manuales de franquicia, dosieres comerciales, contratos y demás documentación es una tarea tediosa (Nosotros podemos ayudarte wink).

 

Pero el quiz de la cuestión aquí es que la inversión “grande”, la de abrir puntos de negocio, la de ponerlo en marcha va a ser llevada a cabo por el franquiciado.

 

2.- Desvincúlate de la gestión del personal.

 

Segundo punto y no por ello menos importante… Si eres empresario, o si, en algún momento has tenido personas a tu cargo sabrás de la dificultad de gestionar personal. Bajas inesperadas, dificultad de alineamiento con la empresa, búsqueda de talento y sobretodo el pago de los salarios.

 

Franquiciar te va a permitir crecer olvidándote de todo ello ya que del personal se encargará el propio franquiciado.

 

3.- Un equipo dispuesto a dejarse la piel por tu escudo.

 

Si haces bien las cosas, si cuidas a tus franquiciados, si les aportas novedades e innovas para ofrecer siempre los mejores productos y les apoyas en el día a día en el provenir de su propio negocio (que no olvides, será el tuyo), vas a tener un equipo, un grupo de personas que van a luchar ya no sólo por su empresa sino por tu marca, van a ser el mejor estandarte, la mejor campaña de marketing.

 

4.- Benefíciate de la economía de escala.

 

Un clásico y una de las “razones de existir” de la franquicia. Cuanto mayor crecimiento, cuanto mayor volumen movamos, mayor poder de negociación tendremos con proveedores, con los famosos “steakholders”.

 

Conseguir mejores precios, mejores condiciones de entrega, mayores rappels, son algunas de las consecuencias de la denominada “economía de escala” que no es más que eso: cuanto mayores capacidades de compra tengamos mayor capacidad de poder de negociación.

 

 

Desventajas de franquiciar mi negocio.

 

No todo iban a ser buenas noticias… Éstas son algunas de las desventajas (relativas, claro) que puede acarrear el franquiciar tu negocio. Relativas digo, por si no se hacen las cosas bien claro…

 

1.- Pérdida del control total de tu modelo de negocio.

 

Una de las ventajas que hemos comentado con anterioridad es que si haces bien tu trabajo y apoyas a tus franquiciados vas a tener a un equipo de profesionales que van a dejarse la piel por tu marca.

 

Pero por el contrario si a éstos no les apoyas lo normal es que poco a poco vayan desenamorándose de la marca y pasen de ser unos fieles de tu proyecto a detractores del mismo. Aquí un ejemplo claro.

 

Así que ya sabes… Cuida de tus franquiciados.

 

2.- Presión por innovar y mejorar constantemente.

 

Para que un negocio ya no sólo se mantenga sino que prospere en el tiempo tiene que mejorar constantemente.

 

El franquiciado que ha confiado en ti, en tu franquicia, que ha invertido y arriesgado en tu visión quiere que le sorprendas.

 

Quiere mejoras, innovación, productos nuevos… En definitiva quiere cambios que mejoren su punto de venta o empresa y vender más.

 

Así que tu misión como franquiciador y como central franquiciadora es mejorar el modelo constantemente y exprimirte el seso para innovar: nuevos productos, un nuevo sistema operativo en la nube, nueva decoración, campañas de marketing, etc.

 

Son miles las posibilidades que se nos abren en el momento de fascinar al franquiciado y que siga “dejándose la piel”.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.